EN | ES

CAMINO PUERTO CHAVEZ

Por : Fredy H. Ríos García

Maestría Historia UTP

Hasta comienzos del siglo XX los caminos de herradura eran, a excepción de los ríos navegables, el único medio para el intercambio comercial en Colombia. El municipio de Segovia (Marsella), que hacía parte en ese entonces del Departamento de Caldas contaba con caminos que la comunicaban con las poblaciones aledañas: Por el Congal con San Francisco (Chinchiná) y Manizales; por Valencia y El Alto del Chuzo con Santa Rosa; hacia Pereira funcionaban el camino por el alto del Rayo y la Fría, el camino por las Tazas y el camino por El Nivel y La Colonia (La Convención), desembocando los dos últimos en Llanogrande.

No obstante la existencia de estos caminos, en Segovia no se contaba con una vía en buenas Condiciones para llevar directamente hasta el puerto fluvial en La Virginia, los productos cultivados en el municipio, principalmente el café, y para lo cual era necesario llegar primero hasta Pereira.

En cuanto a Manizales, según Almario y Ortiz: si bien Manizales contaba con tres caminos de herradura que lo comunicaban con el rio Magdalena, «A comienzos del siglo XX, y con el ánimo de abaratar costos en la exportación cafetera, se buscaron otras vías: la vía al Pacífico a través de los caminos Manizales-Pereira-La Virginia y Manizales- Anserma-Viterbo-La Virginia, este último por el valle del Risaralda. En recuas de mulas y bueyes se transportaba el café por ambos caminos hasta el puerto de La Virginia en donde se embarcaba en vapores, por el río Cauca hasta) Cali y luego en ferrocarril hasta ‘Buenaventura.»

Teniendo en cuenta este contexto, con la creación del municipios en 1904, los dirigentes  Segovianos tuvieron ‘la suficiente independencia para proyectar el futuro del municipio sin la tutela de Pereira, es así como desde desde el año 1905 aproximadamente, dada la necesidad de integrar al municipio con las redes de comercio por medio de una vía adecuada hasta el puerto sobre el río Cauca en La Virginia, por la cual llevar los productos de exportación, y traer los irnportados, los dirigentes municipales empiezan las consultas en torno a la mejor ruta para este, y una vez la definen dirigen una petición a la Junta Departamental de Obras Públicas en Manizales, cuya respuesta es la siguiente:

«Número 1918 -República de Colombia – Departamento de Caldas.-Presidencia de la Junta Departamental de Obras Públicas. – Manizales, a 17 de Junio de 1910.

Sres. Pbro. Jesús M. Estrada; D. Ramón Zafra, D. Camilo Uribe, y demás ciudadanos que firmaron el memorial de fecha 10 de los corrientes. Segovia.

‘Ortiz Mesa, Luis Javier Gonzales Gómez, Una Marcela. Almario Garda, Oscar. Hacia un nuevo siglo XIX del noroccidente colombiano. Balance bibliográfico de Antloquia, Caldas y Chocó. Tomo 2: Caldas, una reglón antigua y nueva, tradicional y moderna, local y nacional. Medellln: Universidad Nacional de Colombia, 2015.

A finales del mismo año de 1910 el Concejo Municipal de Segovia crea formalmente la Junta directiva del camino con el propósito de

defender, promover y vigilar su ejecución. La cuál estará integrada por Pedro Ma. Echeverri, D. Manuel Vásquez, D. Julio Vélez, D. Bernardo Escobar y José M. Trujillo. Adicionalmente, una vez entra en funciones la Junta funda un periódico con el cual masificar la idea y encontrar apoyos dentro del ámbito regional, al cual denominarán «La Empresa»3. Acogiendo la idea de Ramón Zafra, quien ya lo estaba publicando en manuscrito.

Trazado del camino

El día 23 de noviembre de 1910 Junta Directiva del camino de «Puerto Chaves» envían comunicación a la Junta Departamental pidiéndoles el envío pronto del Ingeniero oficial quien demarcará la vía, o en caso de ser imposible lo anterior, autorizar al Concejo de Segovia para que este lo nombre.

En respuesta a esta petición el presidente de la Junta Departamental de Obras Públicas de Manizales, Señor Ramón Jaramillo envía las siguientes notas el día 3 de diciembre del mismo año:

Número 2027.-República de Colombia.-Departamento de Caldas.- Presidencia de la Junta Departamental de Obras Públicas.

Manizales, 3 de Diciembre de 1910.

Señores Miembros de la Junta Directiva del camino de «Puerto Chaves’-Segovia.

La Junta que presido se Impuso del contenido de la nota de UU. fecha 23 del pasado Noviembre, y en vista de los deseos de UU y de que actualmente no hay Ingeniero Oficial en el Departamento, acordó autorizar al H. Concejo de ese Municipio para la práctica de un trazado preliminar que se someterá luego a la aprobación de un Ingeniero que enviará el Departamento.

Lo que me apresuró a comunicar a UU. para los fines consiguientes. Atento y S.S Ramón Jaramillo R.

Para esta obra el Concejo municipal votó, en el presupuesto para el año 1911, una partida de setecientos pesos oro con la cual dar inició a la apertura del camino. A continuación, las cifras comparativas entre la vía de Manizales a Puerto Chaves pasando por Pereira y se reducción al pasar por Segovia.

Tal Como las publicó «La Empresa»

De Manizales a Pereira 8 1/2 leguas.

 De Pereira a La Virginia 7 leguas.

De La Virginia a Puerto Chaves 1/2 legua.

Suma 15 leguas y ¾.

De Manizales a Segovia 7 leguas.

De Segovia a Puerto Chaves 3 1/2 leguas.

Suma 10 1/2 leguas.

Así, la diferencia de una vía sobre la otra es de 5 leguas y 1/4, es decir por Segovia el camino se acorta en una tercera parte.

En «La Empresa» se describe como una vez nombrado el ingeniero se realiza el 3 de enero de 1911 la excursión de reconocimiento de Segovia hasta Puerto Chaves por parte del ingeniero, el cual tenía como fin el «reconocimiento de la diversas zonas que ha de atravesar el camino, estudiar la estructura del terreno, la configuración topográfica de aquella región para el levantamiento y dibujo del plano, y, por último, buscar o elegir el punto más apropiado para la construcción del puente sobre el «Otún”. No obstante, lo anterior, dice Ramírez Bedoya: «La construcción del citado camino no alcanzó el fin que se esperaba, porque el señor Julio Castro, dueño en esa época de los terrenos en donde se debían construir las bodegas en el puerto de La Virginia, se opuso alegando que él tenía el derecho para explotarlas, cosa que el Departamento no podía aceptar. Fue así como el gobierno de Caldas abandonó esta obra y emprendió la construcción de un ferrocarril que se empezó en el sitio llamado Puerto Caldas…

El mismo camino también llamado  el camino de “El Trazado” solo alcanzó a llegar hasta la quebrada de El Guayabo todavía en terrenos de Segovia10.

Dos hitos en el ámbito del transporte dentro de la región determinaron la suerte de Segovia. El primero, cuando desde Manizales se gestionó la construcción del cable que comunicaría con Mariquita y el puerto de Honda sobre el río Magdalena, cuyos trabajos iniciaron hacia 1913 y culminaron en 1922, con un tendido de cable de 72 k.m. El otro sería, el tren de Caldas, el cual fue aprobado por la Asamblea Departamental en 1911, con inicio de trabajos en 1915, y con llegada a Pereira y Manizales en 1920 y 1927, respectivamente.

Quizá sea cierto lo que advierte Célimo Zuluaga «Si esta vía se hubiera (sic) terminado, hoy sería por Marsella el camino de Manizales al Valle del Cauca, pues es la vía más corta»15

°Ibid.

uLa Empresa: Segovia. Serie I, Número 4. Enero 19 de 1911

“Zuluaga Aristizabal Célimo. Monografía de Marsella. Gráficas Olímpicas Pereira.1979.Pag.170

Contador de visitas
Live visitors
85
112003
Total Visitors