CENTENARIO DE LA PILA

Centenario De la Pila

Por Carlos Arturo López Ängel

Los años 1904 y 1905 fueron cruciales para el desarrollo de Segó vía: alcanzó la categoría de Municipio y fue creado el departamento de Caldas. El padre Estrada que llegó en ese momento histórico- promovió la construcción del acue­ducto de La Julia para utilizar sus aguas en los banqueos para la Iglesia y la Plaza. Primero fueron conducidas en canoas de guadua y luego en tubos de barro hasta el lote en donde una pila de madera surtía a las familias que no contaban con conexión domiciliaria. Años después, el Concejo Municipal decidió dotarlo de tubería metálica y la adquirió en Amberes- Bélgica. acompañada con una pila de hierro forjado. El periódico El Hogar, en su edición 73 de noviembre 6 de 1915 afirma que «La tubería y pila fue obra del Honorable Concejo Municipal durante el período 1.914-1915…» Asimismo, en un listado de obras de ese Concejo admirable escribe:»… el acueducto al que se le dedicó gran suma y mucha actividad a fin de se hiciera el pedido, lo cual resultó beneficioso para el Municipio, porque si bien es cierto que se quedó a deber una parte, más tarde habría costado mayor suma por circunstancias que son bien conocidas de todos».

Entonces, la Pila empezó a funcionar en 1915 y el día se puede inferir de la noticia de El Hogar. El 06 de  noviembre cumplirá un siglo entre nosotros.

Toda esta información existe gracias a don Célimo Zuluaga quien -con su Monografía publicada en 1954- la salvó del olvido. Sin ese libro, Marsella no tendría historia, o estaría a la espera de un investigador que la busque en los archivos que aún existan en Bogotá, Popayán, Cartago, Pereira y Manizales. La Pila es un icono de la identidad local que tiene mensajes potentes y actuales. Es un símbolo ambiental, artístico y de amueblamiento urbano. El agua que brota de sus entrañas de hierro llega desde la serranía del Nudo y clama por la compra de los predios que faltan en la Zona de Reserva de la Nona. Es arte vivo, pues juega con el agua para crear frescura y bienestar. Yes un eco que viene del pasado con las ideas de los prohombres que pusieron en marcha la vocación «bella» de Marsella. La Pila merece entonces 

Contador de visitas
Live visitors
142
842576
Total Visitors