HISTORIA DE COLEGIOS Y ESCUELAS

COLEGIO DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

El convento, como inicialmente se denominó el claustro al cual llegaron las religiosas Betlemitas hacia el año 1.911, era un edificio de la comunidad que compró el reverendo padre Monseñor Jesús María Estrada al señor Liborio Caro y que se fue adecuando de acuerdo a los requerimientos de la organización religiosa y a la disponibilidad de los recursos que se gestionaban con la administración del departamento de Caldas y la Arquidiócesis de Manizales.

La presencia de las Reverendas Madres Betlemitas y su participación activa en gran parte de las actividades cívicas, sociales y religiosas de la municipalidad, no solo sirvió de fortalecimiento de los valores tradicionales de la familia, sino que se empezó un proceso de formación y liderazgo de las mujeres marsellesas, destacando especialmente la capacitación teórica y práctica para el trabajo pedagógico, las artes, la catequesis y la exploración vocacional, entre otras.

La modernización del claustro da paso al Colegio del Sagrado Corazón de Jesús, nombre que se toma de la consagración del país a la venerable imagen, continuando con la labor interna de atender las necesidades educativas de una parte de la población femenina, procedentes de familias que visualizaron la importancia de una formación integral, basada en el respeto, la disciplina, la responsabilidad, la espiritualidad, la orientación vocacional y la urgencia de consolidar la célula familiar como pilar  de la sociedad.

Desde muy temprano el nuevo colegio atendió los grupos de educación inicial, elemental y secundaria, dando prioridad a la educación de las niñas, a veces con carácter oficial y a veces con carácter privado, conforme a las directrices de la Secretaría de Educación del Departamento de Caldas, de donde llegaron las dotaciones necesarias para las aulas y la administración.

Es de anotar que algunas de las religiosas alternaban las responsabilidades propias del convento con la de docentes en las escuelas del municipio, dándole preponderancia a la acción formadora de la niñez marsellesa, tanto a nivel urbano como rural. De igual manera incluían en su agenda la catequesis y orientación espiritual.

En las décadas de los años 30 al 50,  el colegio del Sagrado Corazón de Jesús alcanzó los niveles más altos de matrícula y reconocimiento social, obteniendo como uno de sus resultados la graduación de las primeras Maestras de Escuela Rural,  según resolución que le concedió a la institución,  la categoría de Escuela Normal.

Las primeras Maestras, graduadas fueron: Amalia Issa Álvarez, Flor Toro Osorio, Rocío Ramírez, Mariela Acevedo, promoción egresada  en el año1.957.

Luego vinieron otras promociones de maestras, la mayoría oriundas del municipio,  que prestaron sus servicios, tanto a nivel local como en el resto del departamento en general.

El desarrollo de la educación  pública en los colegios Instituto Estrada e Instituto Agrícola, trae consigo la disminución acelerada de la matrícula en la institución del Sagrado Corazón de Jesús, obligando a su clausura al finalizar la década de los años sesenta y principios del setenta.

Instituto Estrada

El Instituto Estrada como centro pionero de Marsella en educación oficial básica y media, tuvo su nacimiento el 11 de febrero de 1945 con el nombre que hoy ostenta, fecha en la cual inició labores con 53 alumnos entre los cuales estaban incluidos estudiantes del curso preparatorio de la escuela pública de varones y los que aspiraban a primero de bachillerato. Ésta “jugada política“, ideada por Don Jesús María Peláez, tenía como fin demostrar a la Gobernación y a la Secretaría de Educación de Caldas que la necesidad de crear una institución de Educación Básica Secundaria era prioritaria, ya que no era posible dar continuidad a los alumnos que venían de primaria, por la desaparición del  colegio San Luis Gonzaga. Ocurrida en el año 1930, el cual fuera fundado y regentado como ente parroquial por el padre Jesús María Estrada.

La idea de reabrir el colegio surge en 1944 en la mente del Padre Carlos Giraldo Vélez, cooperador de la Parroquia, cuando ya era párroco Monseñor Jesús María Estrada. Esta idea encuentra eco y respaldo en personas importantes de aquella época, quienes trabajaban mancomunadamente en pro del colegio. Destacan los nombres de Jesús María Peláez, Jesús María Giraldo, Ana Celia Álvarez R, Celia Bedoya L, y Esther Hincapié de Uribe, Don Eduardo Posada, notario de entonces, que prestaba su oficina para las reuniones. Las instalaciones del colegio se adecuan en la edificación de la antigua trilladora «La merced», en el sitio que hoy ocupa la moderna edificación. Como anécdota puede contarse que los primeros alumnos debían aportar su pupitre y que el primer auxilio municipal para su funcionamiento fue de $500.

De 1945 a 1948, el colegio, que debe su nombre a monseñor Jesús María Estrada, actúa como institución parroquial y a partir de 1949 se inicia su departamentalización (antiguo Caldas), creándose el grado  segundo de bachillerato.

En el 1951 el curso preparatorio regresa a su antigua sede, quedando el colegio como tal, con 37 alumnos propios y, a medida que transcurre cada año lectivo, se van conformado los grados superiores, permaneciendo con la aprobación oficial hasta el grado cuarto de bachillerato (hoy en día grado noveno). Para entonces la población estudiantil ya ascendía a unos 50 alumnos, 15 años más tarde el colegio ya contaba con unos 250 alumnos, quienes poblaban una moderna edificación que reemplazó la antigua trilladora en 1965. Los alumnos de la época contribuyeron con su construcción.

 

En 1967 se inicia la educación mixta, cuando se albergan en el colegio las Alumnas egresadas del colegio del Sagrado Corazón de Jesús, orientado por la comunidad de Bethlemitas. Estas nuevas alumnas del colegio concluían el grado cuarto (hoy 9) en el desaparecido colegio femenino, en cuya sede hoy es la Casa de la Cultura.

La primera promoción de Bachilleres se gradúa en noviembre de 1968 con su modalidad de Bachillerato Clásico.

La Historia oficial de la aprobación de estudios se remonta a 1949 cuando es reconocida oficialmente la Institución por la Secretaria de Educación de Caldas. En 1949 se reconoce provisionalmente la ejecución de planes de estudio hasta grado segundo.

En 1959, por resolución número 5591 del Ministerio de Educación Nacional se aprueban los tres primeros años de bachillerato y en 1962, mediante la resolución 5208, se reconoce oficialmente el ciclo Básico y, por resolución 2388 de agosto 27 de 1968, se aprueba el ciclo completo.

Todo este proceso es liberado por su rector, Tomás Issa Álvarez, quien se desempeñaba como tal desde el año 1951 y permaneció en el cargo hasta 1978, año de su retiro voluntario. La modalidad comercial aparece en 1989 por iniciativa del rector de entonces Orlando Giraldo García y prevalece con esa tendencia hasta el momento actual. Esta modalidad es aprobada por resolución 412 de Noviembre 29 de 1994 y con licencia de funcionamiento 262 de 2002. El colegio responde a las necesidades educativas de la municipalidad y es así como crea su Bachillerato Nocturno, fundado en febrero 17 de 1975 y aprobado por decreto 4054 del mismo año. Hoy cuenta con 1300 alumnos. Igualmente ha servido de sede a programas adelantados por instituciones de educación superior o universitaria como la Universidad del Quindío y Universidad Cooperativa de Colombia.

 

Con la implementación del “nuevo sistema escolar “, creado por el gobierno nacional en el año 2002,se fusionan al Instituto Estrada, los Centros docentes de preescolar y básica primaria Juan José Rondón y Mariscal Sucre (resolución No 2625 de 2002), conformándose una institución educativa que conserva su nombre tradicional y garantizará,  en el futuro, el ingreso y la permanecía del educando desde el grado de transición o preescolar hasta el último grado de educación media, ofreciendo así todos los ciclos de educación básica primaria, básica secundaria y media , unidad educativa con una sola administración que inicia su vida institucional regentada ,en ese entonces, por el profesional Diego Franco Valencia.

 

En el año 2005 se consolida el “plan de articulación de la educación media” implementándose la especialidad del bachillerato técnico en operación de programas turísticos. Corresponde a la propuesta de innovación educativa de la secretaria de educación departamental basada en la educación dual (preparación del bachiller para el trabajo). La primera promoción de bachilleres técnicos en operación de programas turísticos egresa al finalizar el año lectivo 2006. El proceso de articulación está orientado por el SENA con desarrollos curriculares bajo  su supervisión y se pretendía, en el futuro, que el egresado pudiera profesionalizarse en dicha rama con certificado de aptitud profesional (C.A.P.) avalado por el SENA o con la posibilidad de adquisición de un título técnico o tecnológico en dicha especialidad. Comienza, a partir del año 2003, una nueva etapa en la historia del Instituto Estrada, hoy conformado por una comunidad educativa que integra la institución como tal, las sedes educativas urbanas Mariscal Sucre, Juan José Rondón y las sedes rurales El Nudo, Miracampo (La Isabela),El Sinaí, San Andrés ,El Rayo ,El Nivel ,La Ceja (Simón Bolívar),La Popa, San Roque(La Oriental),El Zurrumbo.

La institución educativa presta los servicios desde transición hasta grado once.

En la sede educativa San Andrés funciona el programa  de Posprimaria.

Instituto Agrícola

Fue creado en 1953 por el Ministerio de Educación Nacional con el nombre de Escuela Vocacional Agrícola y gracias a la gestión realizada por Fabio Vásquez Botero ,hijo de Marsella, quien se desempeñaba como Secretario General de Ministerio. Fue nombrado como Director Don Héctor Bejarano Quevedo quien es considerado el cofundador de esta Institución Educativa. Desde su llegada puso todo su amor, dedicación y empeño hasta lograr hacerla una Institución de prestigio a nivel nacional.

En el mes de septiembre de 1953 inicia Don Héctor Bejarano Q. esta labor como Director, acompañado de Jorge Gamboa, profesor de cursos campesinos y Gustavo espinosa, profesor habilitado. Los compromisos acordados para la creación de esta escuela eran: por parte del Ministerio el nombramiento del personal docente y administrativo, como también la dotación

requerida; por parte del municipio la compra de la finca o los terrenos para la granja. Se inicia entonces la gestión para la adquisición de la finca. Es así como en el mes de octubre del año 1.953 el padre Osorio, cura párroco, recibe autorización del Obispo para entrar a negociar la finca ”El Tablazo” (propiedad de la parroquia), con el municipio. Acuerdan entonces visitar estos terrenos  con el fin de conocer sus características y dar el aval respectivo; esta tarea la cumplen Don Héctor Bejarano y los docentes nombrados, acompañados del personero municipal Don Jaime Montoya y del Inspector Nacional de Educación Rafael Cepeda. Esta comisión da la aprobación para la compra de esta finca; sin embargo, al regreso tomaron el camino que accede a la finca” La Isabela” de propiedad de Don Silverio Piedrahita. Aprovecharon para recorrerla y finalmente deciden que también era una buena opción y por lo tanto debía tenerse en cuenta como alternativa.

Cuando el municipio decide comprar la Finca El Tablazo a la parroquia el nuevo párroco, padre Julio Palacio Lopera, dice que no la puede vender y menos por el precio en que fue avaluada. Es entonces cuando se decide comprar la finca La Isabela la cual fue entregada al Director el día 24 de enero de 1954.

La Sede educativa Instituto Agrícola se encuentra situado en la finca llamada La Isabela donde ofrece educación de 6° a 11°.Actualmente está conformada por la sede central que ofrece desde grado sexto a once; las sedes urbanas María Inmaculada, Simón Bolívar, que ofrecen desde transición a grado quinto; y las sedes rurales Estación Pereira, El Guayabo, La Argentina ,Las Tazas,  La Nubia, Caracas, La Bordadita,  que ofrecen desde transición hasta grado quinto.

En la sede educativa Las Tazas funciona el programa de Posprimaria.

 

INSTITUTO AGRÍCOLA ALTO CAUCA

Por Jesús Antonio Loaiza,  docente

En el año 1.970 la junta de acción comunal, padres de familia y alumnos que cursaban el grado 5º en la escuela Antonio José Sucre, generaron la inquietud de tener un colegio de bachillerato en la vereda. Fue así como el 10 de febrero de 1971, se inician labores académicas con un grupo de 26 estudiantes y bajo la dirección del profesor Julio César Villada Arango, quien fue artífice y propulsor de la idea, junto a otros connotados líderes de la comunidad.

A partir de ahí, comienza un proceso de adaptación y proyección comunitaria, además de consolidarse en la orientación de los grados 6º a 9º. Después del año 1.983, se genera una etapa de crecimiento en lo que respecta al recurso humano e infraestructura. Sumando a ello, la adquisición y dotación de laboratorios y otros elementos para enriquecer el proceso formativo del estudiantado.

En el año de 1.992 se inicia el proceso de promoción de la educación media agropecuaria dando apertura al grado décimo y ya en el año de 1.993 se gradúa la primera promoción con diez estudiantes como Bachilleres Agropecuarios.

 

A mediados del año 2.000 se realiza la fusión con la escuela Antonio José de Sucre del corregimiento para formar un colegio completo y finalmente en el año 2.002, se integran al colegio, los establecimientos educativos de “El Kiosco”, “Buenavista”, “El Pajuí”, “Jorge Robledo” (La Miranda), además de las sedes educativas indígenas de la “Siria” y “Suratena”, para conformar la Institución Educativa Instituto Agrícola Alto Cauca.

Son 37 años de labores educativas mediante una propuesta clara de participación comunitaria que ha permitido formar y potenciar valores importantes, procurando alcanzar de manera integral, la formación de nuestros campesinos. Esto se logra a través de los diferentes programas y proyectos que son realizados de manera conjunta, por toda la comunidad educativa en general.

SEDE ANTONIO JOSÉ DE SUCRE

Por Jesús Antonio Loaiza. Docente

La escuela del Alto Cauca, sede Antonio José de Sucre, fue creada el 02 de agosto de 1906, bajo la dirección de doña Eloísa Villa de Hoyos. En un comienzo funcionó de manera alterna. En la mañana estudiaban los niños y en la tarde las niñas.

El terreno donde fue construida la escuela, fue cedido por el señor Jesús Castaño, un gran progresista y líder de la vereda. En 1917, ya existía la escuela de varones bajo la dirección de don León Gallego con una matrícula de 84 niños. Sumado a ellos estudiaban 85 niñas a cargo de doña Julia Botero y dos docentes más: Carmen y Ángela Vásquez. Hacia el año 60, Esta construcción fue quemada por «Los pájaros» como se denominaba un grupo violento de esa época. Fue entonces cuando el señor Pedro Salazar, prestó una de las viviendas con las que contaba su propiedad para el funcionamiento temporáneo de la escuela. Don Pedro, entonces comienza a liderar un proceso de reconstrucción de la escuela, apoyado por un grupo aproximado de cien personas, quienes aportaron todo tipo de materiales y con el acompañamiento del párroco del pueblo Horacio Vélez. La escuela finalmente fue reconstruida, al igual que la escuela de niñas, con el apoyo del comité departamental de cafeteros de Caldas,

Este mismo grupo de personas, lideró procesos importantes como lo fueron la iniciación y culminación de la carretera y el puesto de salud, entre otros. Mediante la Resolución 508 de 1998, la escuela fue fusionada al Instituto Agrícola Alto Cauca, con el fin de formar un colegio completo que impartiera formación de grado 0 a grado 11.

Finalmente, en el año 2002, fueron integrados técnica, financiera y administrativamente, 7 establecimientos educativos.

Sedes preescolar y primaria: El Pajuí, Buenavista, Jorge Robledo, Suratena, La Siria, Antonio José de Sucre.

Sede Secundaria y media Instituto Agrícola Alto Cauca.

Aprobado por resolución N° 2626 de diciembre 13 de 2002

  1. Educación actual 

 

MAPA EDUCATIVO Y NUCLEARIZACIÓN.

 

El Mapa Educativo fue concebido como un instrumento de planificación que permite confrontar, especialmente en cartas geográficas, a nivel urbano y rural, la oferta y la demanda educativas, la identificación de la estructura comunitaria y la elaboración de una propuesta de redistribución y reorganización de los recursos educativos, para ofrecer igualdad de oportunidades educativas a toda la población y hacer que la educación responda a las necesidades reales de la comunidad.

El Mapa Educativo, al reflejar la estructura comunitaria, permite realizar la Nuclearización, la cual consiste en la configuración de un sistema cuyo propósito fundamental es el desarrollo integral de un grupo poblacional, ubicado dentro de un área geográfica determinada por interrelaciones comunitarias. Este sistema es abierto y permite la libre acción de los sujetos de la educación mediante mecanismos no formales, dentro de un contexto natural que facilita la incorporación del individuo al proceso educativo y la orientación de este proceso al desarrollo comunitario.

Con base en estos lineamientos y conceptos surge el Núcleo de Desarrollo Educativo como la unidad técnico administrativa de base del sistema educativo, integrada por comunidades definidas por interrelaciones socio económicas y culturales, dentro de un contexto geográfico que les permite relativas facilidades de comunicación entre sí.

Durante la primera etapa de la institucionalización de los Núcleos de Desarrollo Educativo, estuvieron acompañados por una unidad administrativa regional denominada Distritos Educativos. En este cargo con carácter departamental se desempeñó por casi dos décadas un ilustre hijo del municipio el Magíster Víctor Hugo Flórez Bueno, hijo de una muy reconocida familia marsellesa.

La Ordenanza 013 del 30 de noviembre de 1.979 “por la cual se crean los Núcleos de Desarrollo Educativo, se fijan sus funciones y se dictan otras disposiciones”. En total se crearon 48 Núcleos en el departamento de Risaralda. Este cargo había aparecido en el Decreto Ley 2277 de 1.979, denominado Estatuto Docente.

Esta ordenanza crea los Núcleos de Desarrollo Educativo, como unidades técnico-administrativas que constituyen la base de la organización regional del sistema educativo y que integran los Distritos Educativos de la Secretaría de Educación. Igualmente fija entre otros, las funciones  de los Directores de Núcleo.

Al Distrito Educativo Nº 1 con sede en Pereira quedaron adscritos los municipios de Pereira, Santa Rosa de Cabal, Dosquebradas, Marsella, La Virginia, Balboa y La Celia.

El Ministerio de Educación Nacional, a través de la Secretaría de Educación del departamento y bajo la coordinación del equipo técnico seccional del programa Mapa Educativo convocó mediante circular pública a docentes oficiales, supervisores, rectores y directores de planteles educativos al concurso abierto para el cargo de Director de Núcleo de Desarrollo Educativo en la cabecera municipal de cada uno de los 14 municipios en el mes de junio del año 1.980.

Del 18 al 23 de agosto del año 1.980 se realizó el Seminario de Inducción para los candidatos a ocupar el nuevo cargo directivo en el departamento, resultando electos para un periodo de prueba de tres meses y para 48 Núcleos de Desarrollo Educativo, de los cuales correspondieron al municipio, los números 23, con sede en el Instituto Agrícola Alto Cauca, el número 24, con sede en el Instituto Estrada y el número 25, con sede en el Instituto Agrícola.

 

Pasado el periodo de prueba y previas las evaluaciones de rigor establecidas por la oficina de planeamiento educativo y el equipo del sistema de nuclearización, anexo a la Secretaría de Educación Departamental,  se ratifican en los cargos  al Magister Emilio Rojas Herrera en la Dirección del Núcleo de Desarrollo Educativo N° 23, al  Magister Senén Orrego Toro, en la Dirección del Núcleo de Desarrollo Educativo N° 24 y a la Magister Nydia Betancur Gómez, en la Dirección del Núcleo de Desarrollo Educativo N° 25.

El Núcleo de Desarrollo Educativo N°23, con sede en el Instituto Agrícola Alto Cauca, estaba integrado además por las sedes educativas: Antonio José de Sucre, Jorge Robledo( La Miranda),  Buena Vista, El Pajuí, La Palma, La Armenia, Beltrán, Mangabonita  y el resguardo indígena Suratena.

El Núcleo de Desarrollo Educativo N° 24, con sede en el Instituto Estrada, estaba conformado además por las sedes educativas, Mariscal Sucre, Juan José Rondón, Simón Bolívar, San Rafael, El Salado, San Carlos, La María, El Kiosco, Milochenta, Corozal, Alta Mira, El Nivel.

El Núcleo de Desarrollo Educativo, con sede en el Instituto Agrícola, lo integraban además las sedes educativas: El Zurrumbo, Simón Bolívar ( La Ceja), La Popa, San Roque ( La Oriental), La Nubia, Las Tazas, Estación Pereira, El Guayabo, La Argentina, Caracas, El Rayo, San Andrés, El Sinaí, La Isabela ( Miracampo) , El Nudo y posteriormente el resguardo indígena Alto Mira.

Hasta el año 2.002 funcionan los tres Núcleos de Desarrollo Educativo y ante el honroso retiro de la Directora del Núcleo N° 25, se fusionan en dos, asumiendo entre ambos la administración de las 42 sedes educativas.

 

En abril del año 2.000 y ante el compromiso de la administración municipal con el sector educativo, a través de la coordinación interinstitucional e intersectorial, con logros altamente significativos en cuanto a cobertura, calidad, equidad, eficiencia y administración educativa oportuna y con el respaldo de los informes suministrados por la Secretaría de Educación Departamental, el municipio obtiene el título de “ Municipio caminante” ,mediante resolución N° 659 del 3 de abril, un reconocimiento a las acciones de Directivos, Docentes, comunidades educativas y autoridades en general.

A partir del año 2.001, se inicia el proceso de reorganización del sector educativo, con base en los lineamientos establecidos con la expedición de la Ley 715, denominada Sistema general de participaciones o ley de transferencias.

Dentro de este proceso se consolidan las tres instituciones educativas, a cargo del Especialista Diego Franco Valencia, del especialista Francisco Javier Salazar Márquez y el Magister Gilberto Tamayo Castaño, que ofrecen desde transición hasta grado once y tres centros educativos rurales que ofrecen desde transición hasta grado quinto, a cargo de los profesionales Guillermo León Benjumea Ocampo, Diana Patricia Londoño Sánchez y  Lina María Gaviria Grisales, los cuales quedan bajo la jurisdicción administrativa  del Magister Emilio Rojas Herrera, a partir del año 2.010 y hasta el año 2.015, fecha de su retiro.

 

Hasta el año 2.016 se conservan los centros educativos rurales y en ese mismo año, en el mes de julio,  se anexa El Rayo con sus sedes al Instituto Estrada y para el año 2017 se anexa el centro educativo rural Las Tazas al Instituto Agrícola. Se conserva en   funcionamiento el centro educativo rural La Palma, con sus sedes: Beltrán, La Linda, La Armenia, Mangabonita, Corozal, La María (sector San José), San Carlos, La Palma.

Las instituciones educativas y el centro educativo rural, coordinan con la Secretaría de educación departamental los diferentes planes, programas y proyectos educativos en pro de una mayor y mejor cobertura, no solo en opciones sino también de la vinculación de la población de acuerdo a sus necesidades, expectativas e intereses.

Se da inicio al programa de telesecundaria en las veredas Las Tazas y San Andrés, este programa cambia al nombre a Posprimaria, logrando la aprobación hasta grado once para el año 2.019.

En las sedes de La María, La Palma, Milochenta, Estación Pereira, El Zurrumbo, El Rayo, Caracas, funcionan los diferentes ciclos del programa Bachillerato en Bienestar Rural, administrado por la rectoría, desde la ciudad de Pereira.

El Instituto Estrada avanza en el ciclo noveno de la jornada nocturna . De igual manera ofrece la modalidad de sabatino, atendiendo una población de 25 a 30 estudiantes.

 

CCon el impulso de las diversas modalidades de bachillerato, las instituciones educativas han logrado significativos e importantes alianzas con las universidades de la región, las instituciones que ofrecen programas complementarios, las organizaciones que apoyan las innovaciones investigativas y pedagógicas y muy especialmente con la administración departamental y municipal, ante los retos y compromisos con la agroindustria, el turismo, el paisaje cultural cafetero, el medio ambiente, el bilingüismo, la formación técnica y tecnológica y en general con las propuestas del  plan nacional departamental y municipal de educación.

Resolución N° 659 del 3 de abril del año 2.000, por medio de la cual se gradúa a Marsella como Municipio Caminante. Siendo Ministro de Educación Nacional el Doctor Germán Alberto Bula Escobar.

Contador de visitas
Live visitors
61
891669
Total Visitors