EL HOSPITAL

f. El Hospital

“La construcción del edificio se inició antes del año de 1915 y fue administrado por enfermeras.

A principios del año de 1938 se pensó en entregar el Hospital a una Comunidad de Religiosas y colaboraron en esta obra el Padre Estrada, Padre Jesús Antonio Ramírez, Dr. Enrique Sierra Ochoa, don Eduardo Posada en su carácter de Personero Municipal y la Sociedad de Mejoras Públicas. El contrato se firmó entre la Superiora de la Comunidad de Dominicas y el Municipio en junio de 1938 y en él consta que la Comunidad debe sostener seis religiosas.

El día 3 de agosto de 1938, llegaron las religiosas a Marsella con una comisión que fue a recibirlas a Chinchiná. Las primeras fueron: Superiora, Sor Ana Rosa del Niño Dios; Sor María Antonia, enfermera; ayudantes las Hermanas Ana Judith y Dominga. A su llegada encontraron ocho enfermos hospitalizados.

El 9 de octubre de 1944 fue nombrada Superiora la Reverenda Madre Teresita del Niño Jesús y en enero de 1945 fue nombrada nuevamente Sor Ana Rosa. Esta benemérita religiosa falleció en el Socorro el 16 de ¡julio de 1953.

El Hospital está situado en un lote que había sido destinado para parque al hacer el trazado de la población. Como dato curioso que corrobora lo expuesto, copio una noticia tomada de «El Hogar» del 30 de julio de 1914 que dice textualmente: «Se nos informa que está terminado ya el banqueo de la plazuela donde ha de plantarse el parque, para el cual se ha mandado dibujar el plano. Ojalá se lleve pronto a efecto tan simpática obra, pues empieza a acentuarse entre nosotros la necesidad de un punto de recreo donde se puedan pasar alegres las horas que el diario batallar deja libres».

Como benefactores del Hospital, nunca podrán olvidarse los nombres de las damas Delia Álvarez y Celia Bedoya, pues siempre estuvieron listas a trabajar por esta obra llegando a intervenir eficazmente para que no se clausurara por falta de fondos. Con rifas y donaciones adquiridas de los buenos ciudadanos compraron elementos indispensables para su funcionamiento.

Al iniciarse la administración del Departamento de Risaralda empieza la edad de oro del Hospital San José con la administración del doctor Gilberto Castaño Robledo, primer Jefe del Servicio de Salud del Departamento y la Junta de Beneficencia integrada por Gustavo Aristizábal, José Alí Duque, Fabio Gómez Saavedra, Margarita Montoya, Elías Bedoya, Campo Elías Ramos y otros.

Se construyó el edificio y se dotó de ambulancias, sala de cirugía, moderno laboratorio clínico, sala de odontología y se organizaron las propiedades del hospital. El Concejo Municipal en señal de gratitud lo declaró hijo adoptivo de Marsella. Está declarado como centro de salud piloto en el país* Durante este tiempo lo acompañó como Asistente Administrativo Guillermo Ángel Díaz durante ocho años.

Al doctor Castaño Robledo le sucedió en su cargo el doctor Oscar Muñoz Cano, eminente médico residente en Pereira el cuál continuó la obra de mejoramiento del hospital, pues lo dotó de muchos elementos indispensables. “ Monografía de Marsella “

HOSPITAL SAN JOSÉ DE MARSELLA
Contador de visitas
Live visitors
115
882076
Total Visitors