HOMENAJE A JORGE IVAN OSPINA

JORGE IVAN OSPINA

Por iniciativa del periódico «Marsella Al Día» , el día  sábado 26 de mayo a las 7 y 30 p.m, en el salón vitrales de la Casa de la Cultura se  hizo el reconocimiento al Mérito Empresarial al Médico Radiólogo marselles,Jorge Ivan Ospina Azate..Con una gran asistencia de la comunidad marsellesa y de los compañeros de su empresa se  hizo un recuento de su vida como estudiante en sus primeros años ,su graduación como Médico y los diferentes estudios realizados  hasta su destacada labor como empresario.Igualmente los oferentes destacaron al ser humano que le ha prestado un gran servicio como profesional a las personas que lo han requerido.

 

JORGE IVAN OSPINA ALZATE

De enfermero en el seminario, a

Médico, radiólogo, empresario y pionero

de la imagenología médica en la región

POR: MARIO SALAZAR S.

Procedente de una gran familia marsellesa orientada por los principios católicos de Don Tista Alzate y Doña Lucrecia Toro, hijo de Don José Ospina. fallecido tempranamente y Doña Angélica Alzate. Jorge Iván Ospina Alzate recuerda con agrado momentos íntimos de su infancia y recrea con especial sentimiento las jornadas de su primera escuela,  Mariscal Sucre y el trajinar con vacas y temeros por las calles de su adorado pueblo. «.Ahí viene el de las cascaras», afirma al recordar como lo tenían referenciado sus compañeros de infancia, cuando casa a casa debía ir recogiendo cascaras de plátano para las vacas de su abuelo. Hoy muchos de su cuadra y de su barra, se acercan para saludarlo y para rendirle con especial afecto un sentimiento de admiración y respeto por sus destacadísimos logros profesionales y su posicionamiento como empresario en la región. De aquella época, no olvida a su primer maestro. Don Urías Correa, a quien aún le profesa gratitud admiración y afecto. Recuerda también a Don Camilo Castaño, a Mongelver Calle y por supuesto, a personalidades educativas como Don Fabio Giraldo y Don Tomás Issa. con quienes tuvo permanente cercanía. Por ellos y por don Jesús María Peláez. conoció por referencias permanentes los prodigios del Médico José María Correa, milagroso en esa época y personaje insigne de nuestra comarca. Su bachillerato lo adelantó en el Deogracias Cardona, de donde egresó en 1975. Años antes había estudiado en el Seminario Menor de Pereira y allí prestó sus servicios como enfermero, lo que según él tuvo mucho que ver con su definición profesional. Al tiempo que adelantaba estudios religiosos, este médico en potencia asistía a sus compañeros enfermos y fue precisamente en un estado de convalecencia suyo cuando la sentencia de un sacerdote «Médico Curatem ipsum» o sea: «Médico Cúrate a ti mismo», lo retó a convertirse en profesional de la medicina. En el año de 1981. recibe su titulo como médico general en la Universidad de Caldas. Hasta allí viajó permanentemente desde Marsella, cada quince días, después cada mes y luego cada seis meses en la chiva de Don Evelio Calderón y en el carriol del avispón. Recuerda que para entonces las prácticas de anatomía no se hacían como ahora con material sintético o con robot como se acostumbra ya en las universidades y era necesario, llevar hasta el recinto universitario huesos y cráneos extraídos de los propios cementerios, ritual éste que implicaba la complicidad necesaria de su abuelo Tista y su primo Javier Darío, para evitar la excomunión de su abuela que nunca le habría perdonado semejante sacrilegio, dice este médico marselles. Su año rural lo adelantó en el municipio de Pueblo Rico donde logró interactuar con la comunidad indígena de esta población y aprender  catío como factor determinante para responder a las necesidades de esta etnia. Gratos recuerdos le quedaron de su paso por este bello municipio, dice. Posteriormente y una vez concluidas sus prácticas y su permanencia en la sala de urgencias del Hospital San Jorge, el médico Jorge Ivan Ospina se queda con uno de los dos cupos que para 100 aspirantes, ofrecía la Universidad del Valle para adelantar estudios de especialización .En 1986 recibe entonces su título de Radiólogo y Especialista en Radiología vascular e Intervencionista, estudios que complementa luego con innumerables títulos y reconocimientos obtenidos en esta área de  medicina moderna.

Radiólogos Asociados y Cedicaf su propuesta empresarial en la región Una vez especializado en la Universidad del Valle y de regreso a Pereira el Radiólogo Jorge Iván Ospina Alzate se asocia con el también Radiólogo santandereano Blas Cárdenas Martínez con quien decide poner en marcha el servicio de imagenologia médica en la clínica Risaralda. Significaba esta una propuesta novedosa en la región como herramienta facilitadora de los procesos quirúrgicos y diagnósticos que a diario exigían mayor precisión en el trabajo habitual de las clínicas de la ciudad. Poco a poco y gracias al empeño empresarial de estos profesionales, la sociedad médica constituida exigió mayores inversiones y la importación de modernos equipos que respondieran a los retos crecientes de los avances científicos y a la aproximación cada vez más certera de los diagnósticos médicos para los correspondientes aplicaciones y tratamientos especializados. Asi mismo, la incorporación de mayor recurso humano y el establecimiento de infraestructura para atender la demanda de estos nuevos servicios en la capital de Risaralda. Con mayor músculo empresarial, nace entonces Radiólogos Asociados en 1983 y de prestar su servicio en una sola clínica de la ciudad, pasa a cubrir la demanda en los principales centros asistenciales de Pereira. Su rápida expansión y el éxito alcanzado como empresa médica en la región, la hacen merecedora de innumerables reconocimientos por parte de estamentos públicos y sociales en la Perla del Otún. La declaratoria del Médico Ospina como Ejecutivo del año por parte de la Cámara Júnior y distinciones académicas por parte de universidades e instancias públicas de la región a estos empresarios, asi lo confirman a través de estos 30 años de servicio. De una nómina inicial de 6 0 7 personas comprometidas con la naciente empresa. Radiólogos Asociados y su filial CEDICAF. ha pasado a por lo menos 220 empleados, entre personal médico, administrativo y operativo, distribuido ahora en cinco sedes en ía Ciudad de Pereira. cuatro sedes en Cartago y Norte del Valle, una en Armenia y otra en la ciudad de Ibagué.

La generación de empleo pues y el aseguramiento del bienestar social, ha significado para estos empresarios un imperativo que la exaltan en la región como empresa modelo para orgullo de sus fundadores, impulsores, trabajadores y usuarios en todo el eje cafetero.

Nos haríamos interminables si tuviésemos que relacionar los innumerables avances y logros empresariales que a la fecha registra esta sociedad médica resumida ahora en Radiólogos Asociados y CEDICAF como resultado final de una propuesta traducida en insuperable servicio para Pereira. Risaralda y la región Ligada a él como inspirador, promotor y visionario, un marsellés que aunque pensó en dedicar su vida inicialmente al servicio de la iglesia, terminó siendo médico, radiólogo y destacadísimo empresario de la salud, enamorado eternamente de su solar nativo del que nunca se ha ido y a donde aspira volver para afincar finalmente sus afectos en entrañable comunión con su tierra y sus encantos.

Contador de visitas
Live visitors
136
842514
Total Visitors